Abogado De Accidentes De Scooter Electrico De San Diego

ENTENDIENDO LOS ACCIDENTES DE SCOOTER ELÉCTRICO EN SAN DIEGO

Lo que comenzó hace dos años con la introducción de un par de estaciones de carga para bicicletas Lime que podía alquilar sobre la marcha con una simple aplicación en su teléfono ha transformado el transporte público en San Diego en un monopolio de scooter eléctrico, con Lime, Bird, Razor, Scooters Jump y Lyft de todos los colores y estilos repartidos por todas las esquinas. Pensar que cuando se introdujeron inicialmente estos patinetes eléctricos era como una solución al problema de los desplazamientos a corto plazo que vivíamos en San Diego, ahora por su conveniencia y accesibilidad parece que se han convertido en el medio de transporte preferido. En el centro, la gente los lleva al trabajo, los turistas para hacer turismo, los estudiantes universitarios los llevan a la playa y los lugareños los llevan por la ciudad cuando salen.

El problema con este nuevo servicio de alquiler de scooters de libre acceso es que no existe una supervisión efectiva del uso de los scooters eléctricos; Cualquier persona que tenga al menos 18 años de edad y tenga una licencia o permiso de conducir, una tarjeta de crédito y un teléfono inteligente, simplemente puede descargar la aplicación, escanear el scooter eléctrico que desea activar, subir y pisar el acelerador. Los proveedores de servicios no están allí para verificar que la persona que firmó el acuerdo de usuario electrónico sea realmente la persona que conducirá el scooter eléctrico o que el operador esté cumpliendo con los términos del servicio; La única preocupación de la empresa es que la persona que firmó el acuerdo haya asumido la responsabilidad legal, liberándola de esa responsabilidad. Esta falta de supervisión es muy grave considerando la naturaleza peligrosa de la actividad; personas de todas las edades sin experiencia previa requerida y con instrucción limitada, montando un scooter eléctrico que puede viajar hasta 20 millas por hora con descansos como característica de seguridad única, compartiendo la carretera con vehículos y peatones por igual.

Sin nadie que controle la situación, es evidente que se producirán accidentes y, debido a la capacidad estructural limitada del patinete eléctrico y la falta de características de seguridad, cuando ocurren, las lesiones son inevitables. La estructura física de estos patinetes eléctricos consta de dos ruedas pequeñas, un motor, un piso con soporte, una distancia entre ejes corta y un manillar con acelerador y palanca de freno. El motor que impulsa estos scooters eléctricos les permite viajar de quince a veinte millas por hora, pero el diseño de distancia entre ejes corta los hace muy inestables para viajar junto con otros vehículos que viajan en la carretera a la misma velocidad. En caso de accidente, el piso estrecho es la única barrera física que existe entre el operador del patinete eléctrico y el resto de la carretera, esto significa que no hay protección ante cambios bruscos de clima, carreteras o condiciones del tráfico. Esta exposición completa y constante del operador de un patinete eléctrico junto con el hecho de que los frenos son la única característica de seguridad disponible en los modelos actuales ha resultado en un aumento de lesiones graves en San Diego por accidentes entre patinetes eléctricos y los peatones y automovilistas. con los que comparten el camino.

Si usted o alguien que conoce ha estado involucrado en un accidente con un scooter eléctrico, es muy importante que se comunique con un abogado de lesiones personales de inmediato para evaluar su reclamo. Dada la novedad de estos casos, la ley de patinetes eléctricos se decide constantemente, será impugnada y modificada. En San Diego Injury Law Office, nuestros abogados expertos en accidentes de scooter eléctrico están aquí para revisar su caso y brindarle la información legal más actualizada para establecer su reclamo por lesiones personales. ¡Comuníquese con nuestros abogados con experiencia en accidentes de scooter eléctrico en San Diego al (619) 808-7877 para recibir su consulta GRATIS hoy!

Brain-Injury

LEYES DE SCOOTERS ELÉCTRICOS EN SAN DIEGO

En un esfuerzo por lidiar con el problema de supervisión, la legislatura estatal de California ha intervenido para regular el funcionamiento de estos patinetes eléctricos sometiéndolos a las mismas leyes de tráfico y seguridad que cualquier otro vehículo en la carretera. Esto significa que ahora puede recibir una multa por cualquier incumplimiento del Código de vehículos de California mientras conduce un scooter eléctrico. Sin embargo, es importante señalar que los operadores de scooters eléctricos no requieren una licencia de conducir especial para conducirlos y no tienen que estar registrados en el DMV. La sección 407.5 del Código de Vehículos de California define un scooter eléctrico como cualquier dispositivo de dos ruedas impulsado por un motor eléctrico que tiene manubrio y una tabla del piso diseñada para mantenerse de pie mientras se conduce. Dado el reciente aumento en los accidentes de patinetes eléctricos en California, la legislatura estatal también ha promulgado normas de seguridad específicas adicionales para patinetes eléctricos a las que los operadores estarán sujetos de conformidad con el Código de vehículos de California. Si ha resultado lesionado en un accidente de scooter eléctrico, necesita un abogado que esté actualizado sobre la legislación cambiante con respecto a estos casos.

En San Diego Injury Law Office, nuestro equipo de expertos legales está aquí para explicarle las últimas leyes de seguridad y tráfico de patinetes eléctricos. El 1 de enero, el gobernador del estado, Jerry Brown, aprobó una legislación que hace que los cascos de seguridad sean opcionales para los adultos cuando conducen un scooter eléctrico en una calle con un límite de velocidad máximo de 35 millas por hora. Sin embargo, los cascos de seguridad siguen siendo obligatorios para los operadores menores de 18 años en todo momento. Además, se establece el límite de velocidad para andar en patinetes eléctricos a 15 millas por hora en carreteras con un límite de velocidad de 25 millas por hora. Tenga en cuenta que no se permite conducir patinetes eléctricos en carreteras con un límite de velocidad superior a 25 millas por hora, a menos que haya un carril para bicicletas asignado, entonces debe permanecer dentro del carril para bicicletas. De acuerdo con la Sección 21235 del Código de Vehículos de California, los operadores de scooters eléctricos deben tener al menos un permiso de conducir válido, no operar un scooter con otros pasajeros a bordo, no adjuntar a otro vehículo en la carretera y no llevar paquetes que impidan al operador manteniendo al menos una mano en el manillar.

Al operar patinetes eléctricos por la noche, la Sección 21223 del Código de Vehículos de California requiere que los patinetes eléctricos tengan una luz delantera que se pueda ver desde el frente y los lados y reflectores que se puedan ver desde la parte trasera y los lados. Por último, cuando se trata de aceras, la sección 21235 del Código de Vehículos de California establece que los operadores de scooters eléctricos no pueden andar en las aceras, dejar el scooter acostado de lado en la acera o estacionarlo de una manera que cree un peligro para los peatones. tráfico. Claramente, por el aspecto de nuestras calles, esta regulación específica no se está aplicando estrictamente a medida que los scooters eléctricos continúan apilándose en las aceras. La razón detrás de esto es porque los operadores de estos scooters eléctricos se han dado cuenta de que, en efecto, hay poca o ninguna supervisión con respecto al estacionamiento de los scooters, por lo que son descuidados y los dejan tirados donde sea más conveniente para ellos. El problema con esto es que además de ser un verdadero dolor de ojo de mirar, el desorden de patinetes eléctricos en las aceras pone en peligro a los peatones que terminan tropezando con ellos y cayéndose, lastimándose mientras intentan pasar.

De manera similar, los operadores de scooters eléctricos están poniendo en peligro a los peatones al conducir los scooters en las aceras en lugar de en la carretera donde se supone que deben conducir. La razón detrás de esto es que el tamaño compacto de estos patinetes eléctricos los hace menos visibles en la carretera, dejándolos vulnerables a una colisión con un vehículo, por lo que los operadores se sienten más seguros en las aceras que junto a otros vehículos en la carretera. El problema es que en un esfuerzo por protegerse de una colisión con un vehículo que circula a 40 kilómetros por hora, estos operadores de patinetes eléctricos están exponiendo a los peatones a ser atropellados por un patinete eléctrico que viaja a 15 millas por hora. Sin mencionar la tendencia más reciente que se ha desarrollado de compartir scooters eléctricos, mediante la cual dos personas intentan pararse sobre una tabla de piso ya estrecha y mantener la estabilidad en una distancia entre ejes corta mientras viajan 15 millas por hora en la carretera en un scooter eléctrico que es destinado a ser operado por una sola persona con un límite de peso de 200 libras. Las lesiones no solo se han multiplicado, sino que se han intensificado en gravedad desde el momento en que se introdujeron por primera vez los patinetes eléctricos en San Diego en septiembre del año pasado. Lo que comenzó como un par de hematomas, raspaduras y cortes aquí y allá, rápidamente se convirtió en simples esguinces de muñeca, tobillos torcidos, conmociones cerebrales leves y recientemente se ha convertido en costillas rotas, pulmones colapsados, bazos rotos, clavículas rotas y fracturas de cabeza.

Sin embargo, cada semana parece que recibimos un nuevo envío de patinetes eléctricos en la ciudad, introduciendo más patinetes eléctricos en un mercado ya saturado a medida que aparecen nuevos proveedores de servicios de la noche a la mañana. Sin una solución eficaz al problema de supervisión con estos patinetes eléctricos, los operadores simplemente continuarán poniendo en riesgo su seguridad y poniendo en peligro a los que no viajan en el camino. En San Diego Injury Law Office creemos que es nuestra responsabilidad como firma de demandantes respetados en nuestra pequeña comunidad legal de San Diego enfrentar a estas grandes compañías y responsabilizar a todos los operadores negligentes por los riesgos innecesarios que toman al contratar estos servicios eléctricos. scooters sin tener en cuenta las posibles víctimas que los rodean y las leyes que se supone que deben protegerlos de cualquier daño. Si usted o un ser querido ha resultado lesionado en un accidente de scooter eléctrico, no está solo, estamos aquí para perseguir el alcance total de su reclamo por lesiones personales y representar solo sus intereses en cada paso del camino. ¡Llámenos al (619) 808-7877 para su consulta GRATUITA hoy para que podamos discutir la mejor ruta para obtener la compensación justa que se merece por su lesión!

ENTENDIENDO LOS ACUERDOS DE LA EMPRESA DE SCOOTER ELÉCTRICO

Además de comprender las leyes estatales que exigen el funcionamiento seguro de los scooters eléctricos, también necesitará un abogado de lesiones personales que esté bien versado en la ley de contratos para determinar la responsabilidad que se ha establecido en el acuerdo de usuario electrónico del proveedor de servicios. Como precaución, siempre recomendamos a cualquier persona que se suba a uno de estos patinetes eléctricos que primero lea los términos del servicio para comprender el alcance de las responsabilidades como operador y la responsabilidad limitada de la empresa como proveedor de servicios de transporte. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de la gente no lee el acuerdo de usuario electrónico que debe firmarse antes de descargar la aplicación del proveedor de servicios en su teléfono. Esto se debe a que las personas olvidan que cada vez que inician sesión en la aplicación para arrendar un scooter eléctrico, en realidad están contrayendo una obligación contractual legal con el proveedor del servicio.

Cuando proporciona su firma digital, esto representa su comprensión de la condición del contrato de arrendamiento y el acuerdo de cumplir con sus términos, en otras palabras, al firmar, acepta ser responsable de sus obligaciones como operador del scooter eléctrico que está alquilando. . Los proveedores de servicios tienden a hacer que sus acuerdos de usuario electrónicos sean muy largos porque sus abogados saben que muy pocas personas se toman el tiempo para leerlos. Si lo hicieran, se darían cuenta de que los abogados de la empresa han redactado cuidadosamente el acuerdo de usuario para evitar responsabilidades y proteger al proveedor de servicios en caso de accidente. Por ejemplo, para eximir de responsabilidad, el acuerdo de usuario generalmente incluye un reconocimiento por parte del usuario de que está familiarizado con el funcionamiento, es consciente de los riesgos asociados y debe proporcionar la información de la licencia de conducir para garantizar que el usuario tiene permiso legal para operar. un scooter eléctrico. Además, en un esfuerzo por minimizar los litigios en caso de disputa, el acuerdo del proveedor de servicios generalmente incluirá una cláusula de arbitraje que requiere que el usuario renuncie a su derecho a demandar al proveedor de servicios y se una a cualquier forma de demanda colectiva que pueda surgir contra el proveedor de servicios. Por último, los abogados de los proveedores de servicios generalmente incluirán en letra pequeña amplias instrucciones de seguridad para realizar inspecciones del equipo antes de conducir y cómo operar los patinetes eléctricos. Por ejemplo, verifique que los frenos estén funcionando, que haya suficiente batería en el scooter, que no exceda los límites de peso, que no viaje en propiedad privada.

Por supuesto, los usuarios suelen tener tanta prisa por descargar la aplicación y montar en el patinete eléctrico que consienten ciegamente el acuerdo de usuario sin siquiera saber de qué serán responsables en caso de accidente. Luego, cuando ocurre un accidente, la falta de comprensión del acuerdo por parte del operador deja a la víctima de un accidente de scooter eléctrico con la incertidumbre de quién debe ser responsable de las lesiones sufridas. Entendemos que en estas circunstancias es difícil para usted determinar quién es responsable porque hay muchas partes diferentes involucradas, el conductor, el proveedor de servicios, otros automovilistas y peatones en la carretera, cada uno con su propia agenda para evitar responsabilidades. Es por eso que necesita un abogado calificado en accidentes de scooter eléctrico que sepa exactamente qué buscar en el acuerdo de usuario entre el operador y el proveedor de servicios para determinar la responsabilidad de cada parte. En San Diego Injury Law Office, estamos aquí para ayudarlo a determinar de quién puede recuperar legalmente los daños por sus lesiones y nos aseguraremos de responsabilizar a cada parte por su parte en el accidente de scooter eléctrico para obtener la máxima compensación por el daño que usted sufrió. sufrió en sus manos!

LIABILIDAD EN ACCIDENTES DE SCOOTER ELÉCTRICO

Como en cualquier otro accidente, quién será responsable en caso de un choque de scooter eléctrico dependerá de la causa del accidente, de qué parte fue la culpa. Si el accidente es el resultado de que el operador condujo negligentemente el scooter eléctrico, la responsabilidad seguirá siendo del operador. Ejemplos de negligencia por parte del operador de un scooter eléctrico incluirían conducir en estado de ebriedad, conducir en las aceras y viajar con un pasajero a bordo. Del mismo modo, si el accidente es el resultado de que el conductor conduzca el vehículo por negligencia, la responsabilidad seguirá siendo del conductor. Ejemplos de negligencia por parte del conductor del vehículo incluirían enviar mensajes de texto mientras conduce, acelerar y cortar el carril para bicicletas. Por último, si resulta que el accidente fue el resultado de la negligencia del peatón, la responsabilidad seguirá siendo del peatón. Ejemplos de negligencia de peatones incluirían no detenerse en un cruce de peatones designado, cruzar imprudentemente entre autos estacionados y caminar por la carretera.

¿Qué sucede cuando más de una de las partes es responsable por el mismo accidente? California es un estado con responsabilidad solidaria, lo que significa que cuando hay varios infractores, serán responsables conjunta y solidariamente por los daños económicos totales y solidariamente responsables de los daños no económicos sufridos como resultado del accidente. Responsabilidad conjunta y solidaria significa que una víctima de lesiones personales puede ejercer la responsabilidad contra cualquier acusado independientemente de su parte individual de responsabilidad y los acusados ​​son responsables de clasificar sus proporciones. Al establecer con éxito la responsabilidad, podrá cobrar todos los daños económicos de cualquiera de los demandados, estos son sus facturas médicas pasadas y futuras, la pérdida de salarios pasados ​​y futuros, los costos de reparación o los costos de reemplazo de los daños a su propiedad.

También podría cobrar daños no económicos proporcionalmente a cada acusado por su dolor y sufrimiento, la pérdida del consorcio y la angustia emocional que sufrió. Por ejemplo, si resultó lesionado en un accidente automovilístico causado por un vehículo que intentaba evitar chocar con un scooter eléctrico que estaba siendo operado en el lado equivocado de la carretera, entonces podríamos perseguir al conductor del vehículo que lo golpeó, el operador del scooter eléctrico que era un peligro en la carretera y si la razón por la que se conducía el scooter eléctrico en el lado equivocado de la carretera era debido a un mal funcionamiento, entonces potencialmente también podríamos intentar buscar daños por su lesión por parte del proveedor de servicio. Sin embargo, cuando se trata de cualquier tipo de responsabilidad en accidentes de patinetes eléctricos, es crucial señalar que en California solo los vehículos están obligados a tener un seguro de responsabilidad mínima, lo que significa que, a menos que el operador del patinete eléctrico lo haya optado, nosotros se limitan a reclamar daños y perjuicios por su lesión al seguro del propietario o del inquilino del operador.

De manera similar, para el proveedor de servicios, si podemos establecer que el mal funcionamiento del scooter se debió al mantenimiento negligente de sus scooters eléctricos por parte de la empresa, entonces podríamos reclamar daños y perjuicios por su lesión al seguro comercial de la empresa. Para reclamar daños y perjuicios a las tres partes y sus respectivos tipos de pólizas de seguro, tenemos que determinar la responsabilidad de cada demandado por separado. En otras palabras, tenemos que demostrar que el conductor lo lastimó directamente cuando el vehículo lo golpeó, que el operador lo lastimó indirectamente cuando se convirtió en un peligro en la carretera que hizo que el vehículo lo golpeara y que el proveedor de servicios lo lastimó indirectamente cuando no pudo mantener su scooter eléctrico en condiciones seguras para que lo utilicen sus clientes. Generalmente, en estos casos, encontramos que ha habido una liberación de responsabilidad por parte del proveedor de servicios a través del lenguaje en el acuerdo del usuario que requiere que el operador realice una inspección antes de conducir el scooter eléctrico para garantizar su funcionamiento seguro y eximiendo a la empresa de cualquier responsabilidad por no hacerlo.

Como puede imaginar, estos acuerdos de usuario hacen que sea muy difícil responsabilizar a los proveedores de servicios porque se basan en la firma del usuario para denegar toda responsabilidad legal. Es por eso que necesita un abogado calificado en lesiones personales que tenga conocimientos en derecho contractual y se especialice en accidentes de patinetes eléctricos para hacer frente a estos abogados de grandes empresas y responsabilizar a sus clientes. En San Diego Injury Law Office, nuestro equipo legal está formado por investigadores privados que visitarán la escena del accidente para determinar la causa del mal funcionamiento y nuestros especialistas en patinetes eléctricos utilizarán estos hallazgos para determinar si el mal funcionamiento específico que ocurrió fue algo. eso se habría notado en una inspección general que debía realizar el operador antes de montar el scooter eléctrico de conformidad con el acuerdo del usuario. Si resulta que el mal funcionamiento no se notó, entonces nuestros abogados contractuales y los abogados de lesiones personales trabajarán juntos para tratar de responsabilizar al proveedor de servicios estableciendo que fueron los únicos que pudieron haber hecho algo sobre el mal funcionamiento del scooter que resultó en su lesión. . Juntos pondremos todos nuestros recursos a su disposición para asegurarnos de responsabilizar a todas las partes por su lesión.

Para una consulta GRATUITA con expertos legales llámenos al (619) 808-7877. ¡Miembros de nuestro equipo están listos para hablar con usted hoy mismo!

Solicite Una Consulta Gratuita

Consulte con nuestro equipo de expertos para obtener soluciones completas a sus problemas legales. Si usted tiene un caso sin lesiones visite https://www.monderlaw.com para mas informacion.